Nunca busques
en el otro
la
aterradora
ilusión del diálogo

// J. Baudrillard

ritmo


le gusta comer pan con manteca y azucar. chupar el azucar y volverle a poner.
repite 3 veces esa acción hasta que por fin se come todo el trozo de pan.
el café con leche bien batido y amargo en una taza negra y blanca bien grande, como para tomar sopa.
mientras desayuna le gusta escuchar la radio y leer la diaria.
se rie. luego se levanta con una leve sonrisa y se prepara para irse.
tiene que ir a comprar un regalo. ya sabe lo que quiere. va a esa librería donde puede pasar horas hojeando las cosas que no va a comprar. compra y se va hacia la parada. en ese moemnto descubr que prefiere ir caminando. pone musica para caminar, puede ser beatles o lou reed. prefiere beatles porque esta levemente conforme. sigue caminando hasta que se pierde entre la gente en su paisaje sonoro. mira las caras y le parecen familiares, usualmente piensa que son zombies o titeres, pero hoy decid que son personas también.
considera que el regalo que compró es muy bueno como para no leerlo antes, y entra a un bar, pide un café negro y se sienta afuera una media hora.
es el segundo café.
es interrumpido por su celular que suena. su día cambia radicalmente.
hay una aceleración del tiempo que hasta ese moemnto no había sentido.
hay un ritmo con sobresaltos impredecibles al igual que una musica de beethoven. ahora ya no camina. paga y toma un taxy. va hasta su casa porque olvido su laptop. su casa es muy minimal, pero con mucho dejo de lo cotidiano.
es una extensión de si, no como otras casas que parecen oficinas u hospitales, y eso le agrada. sale apurado, el taxy lo espera y luego se va.
el taxy se pierde entre los demas autos.

3 comentarios:

El Tío de Onetti dijo...

Impresionante y demás chupadas de media. Es el post que hubiera deseado haber escrito, le hace honor al nombre de mi blog.

Me recuerda a ls garini un escritor olvidado, la vida es una serie de momentos perfectamente objetivos a los ojos de un observador
que infiera motivos en las personas que observa. Un experimento conductista.

Yo a veces soy levemente conforme.
La vida del hombre del mañana.
Saludos!!!!

Nacho dijo...

Bien detallado...

Hasta ahora de lo que más me gustó


Siga así botijaaaa

Torkaerius dijo...

gurisa en todo caso...

es nena!!

:O

human_are_
not_human

un montón de basura