Nunca busques
en el otro
la
aterradora
ilusión del diálogo

// J. Baudrillard


-claro, lo entiendo muy bien pero no puedo permitirle salir con este dia!
-igual estos mocasines son de cuero sintético, no diga nada -murmuró
- venga, siéntese y tómese un cafecito calentito
- ok, ok me quedo pero solo si me deja jugar con ese reloj de arena que tiene en el escritorio
- ahh no, todo menos eso! ese reloj fue un regalo del primer cliente que tuve
- me voy, hasta luego, ud no entiende
- no no, está bien, tome, pero agarrelo con cuiado, mire que es de vidrio
- nooo! que hace! está loco! como lo va a arrojar de esa manera!
- perdoneme pero fue un impulso, es que me hizo acordar lo feo que es estar apurado y ansioso.
- mire señor tranquilicese, es comprensible que se sienta asi luego de lo que pasó.
- hola buenos diaaaas alguien ordenó una pizza con panceta y un faina?

1 comentario:

El Tío de Onetti dijo...

yo la pedi aunque ahora que lo pienso mejor, pongale mariscos

human_are_
not_human

un montón de basura