Nunca busques
en el otro
la
aterradora
ilusión del diálogo

// J. Baudrillard

humedad


la radio satura desde la cocina canciones de media tarde alumbrando
manchas de humedad continuas y reiterativas como las gotas que las generaron, motivos de empapelado de una época no tan lejana llena de grotescas pretensiones
junto al sonido de las goteras acompaña y enmarca a toda la variedad de utensilios y texturas dispuestas a lo largo del living - comedor con ritmo aleatorio y equidistante.
el gato sobre el hule floreado reguardando comida, frascos, repasadores y vajillas.
por un momento, el silencio
olor a humedad y vapor, en la chapa el reflejo de un arcoiris
el gato juega en la madera negra

3 comentarios:

Julián dijo...

Me hubiera gusta más "negra madera" pero justo ahí determinaciones filosóficas me aturden. ¿cómo sé lo que me hubiera gustado si no lo viví? Mi alma reitera: continúa. Eres tu dueña (qué lindo, che!).

Libre expresion.. dijo...

muy bello...estan lindas tus palabras de una historia sencilla

desde aca un abrazo...

fefa

El poeta invisible dijo...

Me encanta el ambiente que generás

human_are_
not_human

un montón de basura